Si no te encuentro. ¿Dónde está casa?

miércoles, 26 de enero de 2011

Sumergir.

Tengo los días llenos de letras, de sudor, de risas contenidas, de conversiones para mañana. Siempre a la misma hora.
Y caigo lentamente en trance, dilatando en pensamientos, cada vez más constantes,impetuosos, lo odio, porque no lo finjo y me enredan, me entretienen, Y confundo tu risa con la lluvia que cae en el patio imaginario de mi mente, de baldosas amarillas, y de árboles de arándanos. Confundo tu voz con el ventilador, que me hace imaginar las cosas que me dices, como cuando un sonido es constante, y le pongo yo las palabras.
Dónde jugamos con caracoles. Donde no existe nada más. Donde mis pechos son tu almohada, donde tu cabello es mi mar. Donde todo esto me lo invento sin más.
Mi nombre capicúa, en tus sueños. Y tú imposible, mi quimera.

2 comentarios:

Fondue Knight dijo...

esculpes de maravilla... te podrían aventar las más ominosas letras y tú sabes como ponerlas a bailar. Me encanta como escribes <3

Yo. dijo...

<3